jueves, 8 de noviembre de 2012

¡Luces, cámara, acción!


Si el parque Disneyland nos lleva dentro de la magia de las películas de Disney, el parque Walt Disney Studios nos lleva un paso más allá, a conocer cómo se hace la magia de las películas.

Como en todos los parques Disney al llegar nos encontramos en el Front Lot, una gran plaza, alrededor de la cual encontramos algunas tiendas y servicios para los visitantes, y en el centro, una fuente con un Mickey Mouse de bronce en el papel de aprendiz de brujo, es Fantasia Fountain. Tras los edificios del ala izquierda, encontramos la Earfell Tower, una torre de depósito de agua con las orejas de Mickey Mouse muy parecida a la que nos encontramos en el parque Disney's Hollywood Studios de Florida.


Ésta plaza se llama Place des Frères Lumière, en honor a los dos hermanos pioneros que inventaron el cinematógrafo, y que hicieron la primera proyección pública sobre una pantalla el día 28 de diciembre de 1895 en el sótano del Grand Café en Boulevard des Capucines de París. Los edificios que nos rodean en la plaza recuerdan a los de la época en la que la arquitectura española se volvió a poner de moda en California. 


Justo al otro lado de la plaza nos encontramos el Studio 1, un edificio al estilo de los grandes estudios cinematográficos de Hollywood. Los imagineers de Disney querían que la entrada al parque fuera memorable y espectacular, por eso crearon este edificio con una decoración muy suntuosa y que al mismo tiempo sirviera de presentación de lo que el parque ofrecería a los visitantes.

Studio 1 es el edificio más grande de todo el parque y además uno de los más grandes de todo el complejo de Disneyland París. Domina la entrada del parque y en su interior encontramos un decorado de una versión idealizada de Sunset Boulevard, una idílica recreación de esta famosa calle de Hollywood con arquitectura del estilo Tinsel Town. Tras unos segundos descubrimos que todo es un decorado al estilo de los de las películas, todos son falsas fachadas tras las cuales encontramos una gran variedad de tiendas y restaurantes. Del mismo modo que el World Bazaar de Tokio Disneyland, la entrada al parque Walt Disney Studios sirve no sólo para ocultar lo que hay detrás de las puertas del parque al exterior, sino también para proteger a los visitantes de las inclemencias del tiempo parisino.



Dentro del Restaurant en Coulisse encontramos replicas de dibujos originales que estaban expuestos en el original Brown derby en Hollywood. Entre ellos se encuentran caricaturas de Bing Crosby, Bob Hope, Sammy Davis Jr., Ronald Reagan, Judy Garland, Mickey Rooney, Cary Grant, Omar Sharif y muchas otras estrellas.

En un principio, la atracción se iba a llamar Lights! Camera! Hollywood!, Pero finalmente fue cambiado por el título más sencillo de Disney Studio 1 poco antes de la apertura del parque. Lights, Camera, Hollywood! Sigue siendo el título de una película ficticia que supuestamente se estaba dando en el estudio, con referencias a “L.C.H.” Impresos sobre los decorados y el atrezzo.


Al otro lado del Studio 1 nos encontramos en el Production Courtyard, donde la estatua Partners que representa a Walt Disney de la mano de Mickey Mouse nos da la bienvenida frente a un espectacular decorado de Hollywood Boulevard, donde, de nuevo, el truco de la perspectiva forzada nos ofrece una impresionante vista de una calle al fondo de la cual podemos ver la montaña y el famoso letrero de Hollywood. 

Si recorremos el parque en el sentido contrario a las agujas del reloj, la siguiente zona temática que nos encontramos es Toon Studio, completamente dedicada al cine de animación.


En los planes originales del parque, un tour por un estudio de animación de verdad estaba en el proyecto, muy parecido al que se encontraba en el parque de Florida. El edificio de los estudios de animación se extendería hasta donde voy se encuentra Cars Quatre Roues Rallye. Sin embargo, cuando Disney empezó a cenar sus estudios en otros países y a despedir animadores, no se llevó acabo la mudanza de los estudios de París que finalmente cerraron en 2002. El estudio de Florida cerró en 2003.


En su lugar podemos encontrar una entrañable atracción que nos muestra cómo se hacen las películas de animación. Art of Disney Animation muestra a los visitantes la historia del cine de animación desde su nacimiento hasta la creación de los personajes de Disney más actuales. Podemos revivir las escenas más más memorables de los clásicos de Disney y dibujar nuestros propios personajes en una sección interactiva. En la primera exposición, podemos conocer la historia de la animación, nos encontramos con una de las dos cámaras Multiplano originales que quedan. Este invento ayudó a Walt Disney a ganar dos Oscar. La cámara Multiplano permite situar diferentes planos a diferentes distancias para dar un aspecto tridimensional a la imagen.


Otros inventos curiosos relacionados con la animación que podemos encontrar en la exposición son una onda griega del año 500 a. C., una linterna mágica de 1659, un Zootropo inglés de 1834, y muchos otros.

Y por último visitar otra increíble exposición de arte en la que podemos ver bocetos y esculturas de las películas más famosas de Disney.

Alrededor del edificio de la atracción, que tiene la forma del gorro de Mickey Mouse en Fantasía, encontramos una serie de estatuas de algunos personajes de Disney. De izquierda a derecha, nos encontramos con El Genio, El Hermano Rabito, El Pato Donald, Hércules, Campanilla, Mickey Mouse, Tarzán, Baco, Mulán, Pinocho Y Dumbo.


Toy Story Playland forma parte de la tercera fase de la ampliación del parque y se inauguró en 2010. Su estética y atracciones están basadas en la película Toy Story, de Pixar.

Avanzando desde la entrada del parque hacia Hollywood Boulevard, entramos en Production Courtyard. Esta es la zona en la que descubrimos la historia del cine y cómo se hacen las películas de Hollywood.  The Twilight Zone Tower of Terror es la atracción estrella junto a  Studio Tram Tour: Behind the Magic, siendo esta última la que constituye el alma de todo el parque ya que consiste en un tour entre bastidores donde podemos descubrir los secretos de las grandes producciones de Hollywood. En ella los visitantes pueden ver la majestuosidad de los decorados a escala real, objetos utilizados en películas como coches, aviones y vestuario, además de participar en un rodaje ficticio de una escena en la que convergen varios tipos de efectos especiales. Se trata de Catastrophe Canyon, donde nos vemos inmersos en una escena llena de explosiones terremotos inundaciones.


Por último tenemos la zona del Backlot, En la que aprendemos la importancia del trabajo de las personas que participan en las grandes producciones de Hollywood: Especialistas, músicos y técnicos.

Como ya he comentado antes, este parque se centra en las experiencias que vivimos dentro de sus acciones. La posibilidad de ver cómo se hacen las películas de Hollywood ante tus propios ojos, y la experiencia de ver en vivo los trucos más increíbles del cine, hacen que merezca la pena la visita a Walt Disney Studios.