jueves, 9 de agosto de 2012

Disneyland Paris: Adventureland, Explorando Lugares Exóticos



Panorámica de Adventureland tomada en 1992
Una ciudad sacada de los cuentos de las Mil y Una Noches, Los tambores de África, un templo perdido en las selvas de Asia, misteriosas islas llenas de secretos y tesoros, y piratas sanguinarios surcando los mares. Estamos en Adventureland, y aquí todo es posible: Romance, aventura y lugares exóticos.

La entrada de Adventureland es un presagio de las grandes emociones por vivir
Empezamos nuestro viaje en Adventureland Bazaar, un exótico mercado árabe en una ciudad perdida en el desierto. El lugar ideal para que todo aventurero pueda adquirir su equipo de explorador y hacerse con provisiones. 

Nuestro viaje a través de Adventureland comienza en Oriente Medio

A la entrada del bazar vemos las iniciales WDI, de Walt Disney Imagineering y un mosaico de la tierra y sus puntos cadinales, emblema con el que empezaba la serie televisiva "Aventuras de la Vida Real", producida por Walt Disney. En su interior, sus calles y sus pasajes contienen el exotismo oriental que desde hace siglos ha seducido a los europeos. 

En el centro el emblema de la serie "Aventuras de la Vida Real" y en la esquina inferior izquierda las siglas WDI, de Walt Disney Imagineering
Tony Baxter piensa que, para los europeos "Aladdín, el elefante Babar y los cuentos de las Mil y Una Noches, representan el exotismo y los lugares lejanos para los europeos. Visitar un mundo de fantasia situado en el Medio Oriente es igual de exótico que es para un americano viajar a una pequeña aldea de Francia".


Según Chris Tietz, director artístico de Adventureland, en París decidieron apartarse del modelo original de California que representaba un paisaje selvático bastante genérico y "buscamos enriquecer la temática incorporando África, con sus desiertos áridos, y las islas tropicales del Caribe. No queríamos que fuera demasiado realista. La Autenticidad es importante, pero no debe sobrepasar ciertos límites. El ambiente debe ser diverso. Nos tomamos ciertas licencias artísticas".



Murales con pinturas que evocan antiguas leyendas y objetos sacados de esas historias, como el huevo de Rokh, el pájaro gigante de las historias de Simbad, hacen de Adventureland Bazaar un lugar evocador que invita a perderse curioseando en los tenderetes de los mercaderes.

El Ambiente de África en Adventureland
Desde Oriente Medio llegamos a África, primero atravesando la ciudad árabe, de estilo marroquí, en la que encontramos tiendas de enseres y equipos de viaje, y poco a poco vamos adentrándonos en un ambiente más tropical y ecuatorial, donde suenan los tam-tams de las selvas africanas. 

Colonel Hatti's Pizza Outpost
Estamos en un ambiente apacible y relajante que invita a descansar, a tomar un zumo de frutas en un exótico café o a charlar con otros aventureros en el Club de Exploradores llamado Colonel Hatti's Pizza Outpost, un restaurante de ambiente colonial a medio camino entre África y Asia.

Diseño del interior del Colonel Hatti's Pizza Outpost
Precisamente Asia es el siguiente destino. Las selvas de la india esconden un misterioso templo en ruinas: El Templo del Peligro.

Indiana Jones et le Temple du Peril
Inspirado en los templos de Mamallapuram de la Dinastía Pallava, Indiana Jones et le Temple du Peril fue una de las atracciones inauguradas durante la segunda fase de construcción del parque. 



El propio George Lucas ofició la ceremonia de apertura la noche del 30 de Junio de 1993, poco más de un año después de la apertura del entonces denominado Euro Disneyland.

El campamento de Indiana Jones
Antes de llegar al templo, atravesamos el campamento en el que el famoso arqueólogo Indiana Jones estaba haciendo su investigación, pero está abandonado, como si todos hubieran huido. Enseguida comprendemos por qué: ¡El templo está maldito! No hay ni rastro del equipo de arqueólogos y solo quedan los andamios y los rieles por los que corrían las vagonetas en los que probablemente se cargaban los objetos de valor encontrados o los escombros de la excavación. Los valientes que se aventuren a montar en una de estas vagonetas vivirán una experiencia vertiginosa.

Un vertiginoso viaje a través del Templo del Peligro

Superada la pureba de Indiana Jones et le Temple du Peril, podemos continuar nuestro viaje, dejando la isla atrás para llegar a las islas de los Mares del Sur y explorar Adventure Isle, una isla llena de caminos, cavernas y lugares para perderse y misterios por descubrir. 


Toma como modelo la atracción Tom Sawyer Island de los parques de Estados Unidos, pero aquí con una temática muy diferente insipirada en las películas "Los Robinsones de Los Mares del Sur" y "La Isla del Tesoro", y también "Peter Pan", pero conservando el mismo tipo de elementos interactivos, como los puentes colganes y las pequeñas sendas escondidas, con añadidos que hacen referencia a éstas películas, como el barco naufragado.


Según Tietz, "En los demás parques, Adventureland carecía de una atracción que dominara visualmente el paisaje igual que hacen Big Thunder Mountain, Le Chateau de la Belle au Bois Dormant o Space Mountain, De la Terre à la Lune. En Paris usamos La Cabane des Robinson y la elevamos más para convertirla en el punto central del área". Los 21 metros del árbol se sitúan 6.5 metros por encima del agua que rodea la isla, llegando así a una altura de mas de 27 metros.

Quienes recuerden la famosa película de aventuras de 1960 "Los Robinsones de los Mares del Sur" reconocerán los escenarios de la misma, reproducidos en la cabaña construída sobre las ramas de éste Disneyodendron semperflorens grandis, como lo denominan los Imagineers tiene 300.000 hojas artificiales colocadas manualmente, una por una. La Cabanne des Robinsons está construída con restos del barco naufragado en el que viajaba la familia Robinson.

Toda la isla está llena de deslumbrantes parajes que los Imagineers crearon con un aspecto totalmente natural.
En el interior de la cabaña se encuentran todo tipo de detalles que hacen referencia a la película, como el aviso de cuarentena en la habitación de los niños para ahuyentar a los piratas, alimentos, juguetes, muebles, etc.
La misteriosa entrada a Le Ventre de la Terre, las grutas bajo el árbol que la familia Robinson usaba como almacén
Bajo el árbol se encuentra la entrada al Ventre de la Terre, una misteriosa y oscura caverna situada entre sus enormes raíces. La familia Robinson lo utiliza como almacén para las especias recogidas en la isla. En ciertos momentos del día, la luz solar entra en las cavernas y ofrece al visitante una impresionante vista del interior del tronco del árbol.

Los restos del naufragio de la familia Robinson
Por toda la isla encontramos auténticas anclas de antiguos barcos naufragados en las costas de California, algunas de ellas modificadas para encajar con el estilo del barco de los Robinson. Al noroeste de la isla se encuentra el naufragio, cuya minuciosidad en el detalle llega hasta el punto de que la colocación y las partes rotas del barco están en los lugares que habrían estado en el caso de que hubiera sido verdaderamente empujado por la tempestad hacia las rocas.

La amenazante calavera de Skull Rock en el interior de la cual se puede encontrar un tesoro escondido, y el majestuoso galeón del Capitán Garfio
Adventure Isle está formada en realidad por dos islas. Yendo hacia el norte y cruzando un gran puente colgante, dejamos atrás la frondosa vegetación de Adventure Isle y llegamos a las blancas playas y acantilados de Treasure Island donde podremos escalar montañas, explorar cuevas y encontrar un tesoro escondido. En la zona Norte, se encuentran dos elementos recuperados del Disneyland original que fueron eliminados en 1983: el barco pirata del Capitán Garfio y una roca de 12 metros de altura con forma de calavera.

La Roca de la Calavera y el Galeón del Capitán Garfio

Hacer que lo imaginario parezca realista es el resultado del cuidado en el detalle. Según el Imagineer Mark Schirmer "El sol ilumina Skull Rock más por su lado izquierdo, por eso se ha incluído algo de musgo a ese lado, y más verde al lado derecho". También el aspecto geológico se tiene en cuenta al recrear éstos paisajes, ya que "las rocas están orientadas de manera particular. Queríamos que hubiera una coherencia en la estructura geológica que pudiera expllicar su formación natural".

Vista desde el interior de Skull Rock
Las rocas naturales instaladas en la isla vienen del norte de Francia y del norte de Italia, y los vendedores de dichas rocas se mostraron entusiasmados a la hora de ayudar a los Imagineers a elegir las rocas cuando supieron que su destino era el nuevo Disneyland europeo.

La gruta está llena de calaveras por todas partes

Es hora de dejar la naturaleza salvaje para visitar otro lugar no menos emocionante: Caribbean Plaza es el lugar idóneo para disfrutar de un refresco o una buena comida en el íntimo restaurante Blue Bayou, pero hay que tener cuidado, porque en cada esquina se esconde el peligro, ya que ésta pequeña ciudad caribeña está ¡infestada de piratas!

Caribbean Plaza, un lugar donde en cada esquina se esconde un pirata
Pirates of the Caribbean es la atracción más popular de todos los parques Disney desde que abrió en California en 1967 tras la muerte de Walt Disney, y también la última que fue supervisada por él personalmente. 

Mapa y maqueta de la atracción Pirates of the Caribbean

La aventura empieza en una antigua fortaleza que ha sido asaltada por piratas para robar todo su arsenal. Hay restos de explosiones, trazos de pólvora y cadáveres por todas partes. Al salir por el otro lado de la fortaleza ya es de noche y nos encontramos en una playa desde la que embarcaremos para ser testigos de la invasión que los piratas llevan a cabo para tomar la ciudad, secuestrando a sus habitantes y quemando sus casas.

Las embarcaciones de Pirates of the Caribbean pasando frente al restaurante Blue Bayou
La escena del incendio tiene una anécdota muy peculiar. Cuando se inauguró la atracción original en 1967, Walt Disney invitó al jefe de bomberos de Los Angeles a montar en la atracción y éste se asustó al ver las llamas, creyendo que eran reales. En Disneyland París, ocurrió algo similar: Un empleado del parque vio las llamas cuando los Imagineers realizaban las pruebas de la atracción y llamó a los bomberos, que se presentaron rápidamente allí y preguntaron dónde estaba el fuego. Para convencerles de que éste no existía, mostraron los efectos especiales a los bomberos, que también se asustaron al verlo.

Ésta es la escena del incendio en Pirates of the Caribbean. Es muy difícil que en una foto se puedan apreciar los efectos especiales de la escena. Las luces rojas que se ven por las ventanas del interior de las casas son los fuegos.
Los Audioanimatronics son los actores de la atracción, pero los más impresionantes son los de la escena de la lucha con espadas, cuyos movimientos de esgrima son tan realistas y convincentes que parecen personas reales.
Audioanimatronics en plena acción
Como es costumbre en Disney, son los pequeños detalles los que confieren realismo a la atracción. Es el caso de la escena del tesoro, en el que cada pieza fue colocada de manera muy estudiada, como si hubieran sido apiladas en un recuento y separadas en pequeños montones por un pirata mientras contaba su fortuna.


Dentro de la atracción se encuentra uno de los restaurantes más lujosos del parque, aunque también tienen menús para los bolsillos más ajustados. Es el Blue Lagoon. Fue construído por la misma asociación que se ocupa de la restauración de los monumentos históricos de francia, y está ambientado en una playa del caribe al aire libre en plena noche. Por la orilla pasan tranquilos los barcos de la atracción, mientras los comensales disfrutan de un ambiente relajante y una suave brisa marina a la luz de los farolillos y de la luna llena. Una buena forma de terminar el viaje que nos ha llevado desde los desiertos de Oriente hasta las dulces playas del Caribe.

¿Quien hubiera dicho hace poco más de 20 años que se podría cenar de noche al aire libre en una playa caribeña en pleno invierno en París?