sábado, 25 de febrero de 2012

Disneyland Paris: Fantasia Gardens y Main Street

Foto promocional de Euro Disneyland en 1992
Érase una vez un productor cinematográfico llamado Walt Disney que convirtió a los personajes de los más entrañables cuentos de hadas europeos en grandes estrellas de Hollywood y los convirtió en iconos de la cultura americana y mundial. En 1992 todos éstos personajes volvieron a su Europa natal acompañados de su amigo americano Mickey Mouse.

Concepto de Imagineering de Fantasia Gardens y la entrada a Euro Disneyland

Disneyland París es el hogar europeo de todos estos personajes, un Reino Mágico donde los sueños se hacen realidad.

La construcción de éste Reino Mágico duró 4 largos años en los que los artistas de Disney Imagineering pusieron todo su empeño en crear el más asombroso y hermoso de todos los parques Disney. El objetivo no era sólo construir un parque similar a los que ya había en Estados Unidos y Japón, sino también mejorarlo y adaptarlo a la cultura europea y al clima de París.

Concepto de Imagineering de Fantasia Gardens y el Hotel Disneyland
Michael Eisner, por entonces presidente de The Walt Disney Company, estuvo muy implicado en el proyecto, y una de sus ideas era que la entrada al Disneyland Park debía ser espectacular. En los parques anteriores la entrada no era mas que una zona de taquillas y torniquetes. Pero Eisner quería que los europeos se sintieran como si hubieran llegado a un destino y se sintieran acogidos.


Por eso la entrada debía ser un gran edificio emblemático en la base del cual estarían las taquillas en una zona resguardada del mal tiempo que impera en la zona en los meses de otoño e invierno. En las plantas superiores del edificio habría un hotel que acogería a los huéspedes que fueran a pasar sus vacaciones: El Disneyland Hotel.

Fantasia Gardens y el Disneyland Hotel al fondo
El imponente edificio del Disneyland Hotel se encuentra en medio de un pequeño parque llamado Fantasia Gardens.


Tony Baxter, por entonces vice-presidente responsable de la creación de Euro Disneyland, como se llamaba el parque temático en 1992, habló sobre la creación del complejo en una entrevista para la revista Connaisance des Arts, destacando las diferencias entre la versión parisina de Main Street y sus predecesoras americanas. En sus investigaciones, llegó a la conclusión de que los europeos, en especial los franceses, preferían más contenido y se fijaban más en la arquitectura y el arte que los americanos. Descubrió que los europeos encontraban el concepto americano demasiado superficial, así que se decidió atenuar el componente comercial y centrarse en crear un ambiente acogedor.

Fantasia Gardens
Según Tony Baxter, las entradas a Versalles y al Louvre  crean un ambiente único antes de entrar en el interior de sus palacios. Ese es el tipo de sensaciones que los imagineers recrearon. Por eso Fantasia Gardens y el Disneyland Hotel están situados justo a la entrada de Disneyland Park.

Monumento a los artistas de Disney en Fantasia Gardens
El acceso a través de Fantasía Gardens no sólo sirve para conducir a los huéspedes hacia la entrada sino que también ofrece zonas de descanso, hermosos jardines con arbustos con la forma de los personajes del clásico de Walt Disney Fantasia de 1940, fuentes y, muy cerca, una zona de picnic para los visitantes que prefieren traer su comida de casa en lugar de comer en los restaurantes del complejo.


Muy cerca del hotel se encuentra la estación de tren de alta velocidad TGV de Francia. Al otro lado del Disneyland Hotel se encuentra Main Street, U.S.A., una calle de finales del S. XIX de los Estados Unidos. En la América de aquella época era habitual que las ciudades que tenían estación de tren, tuvieran también un hotel que marcaba el fin del camino para los viajeros que llegaban de fuera y que pasarían una noche o mas en la ciudad para disfrutar de sus vacaciones o tener un lugar donde dormir si venían por negocios. Según contó Dana Aiken en una entrevista para la revista francesa Connaissance des Arts, éstas eran las sensaciones que los Imagineers de Disney querían transmitir a los visitantes de Disneyland París.


Tony Baxter indica que el emplazamiento del Hotel ayuda a crear la sensación de un principio y un fin, porque es el punto de entrada al Reino Mágico y también el de salida.


Al atravesar los bajos del hotel entramos en un mundo en miniatura, y al salir lo dejamos atrás con la sensación de haber hecho un gran viaje en el que se han vivido cientos de experiencias diferentes.


Aiken también se encargó de los trabajos de investigación necesarios para capturar el espíritu de la época para recrear la arquitectura de esa época del cambio de siglo. Viajó a San Francisco y Seattle y también introdujo elementos del "Stick Style" de la costa oeste.



Cuando traspasamos el Disneyland Hotel y entramos en el Reino Mágico de Disneyland, no vemos mas que una pequeña plaza y Main Street Station, la estación de trenes de vapor con su cartel que indica que estamos en Main Street, U.S.A.


Una placa sobre los túneles de los bajos de la estación indica "Aquí abandonas el presente y entras en el mundo del ayer, el mañana y la fantasía."


Bajo la estación, el suelo es de baldosas de cerámica de diferentes colores que forman un patrón en cada baldosa. Esta técnica del S. XIX garantiza una gran durabilidad del pavimento.


La Main Street Station de París es la única del mundo que tiene tres túneles de acceso. En los parques anteriores sólo hay túneles por los lados izquierdo y derecho para entrar en Town Square. El motivo es que al entrar, los visitantes no vean el castillo directamente, así tienen tiempo de admirar el ambiente de Main Street sin distracciones. Por éste mismo motivo, el túnel central de la versión parisina tiene la vista bloqueada por el pequeño kiosko que se encuentra en medio de Town Square.




El diseño de la estación está inspirado en el layout de la atracción It's A Small World en California, con el tren pasando frente a la fachada y por detrás del reloj central. La estructura tiene la misma línea de diseño con unos grandes ventanales junto a las vías y en medio un gran órgano que en su día tocaba alegres melodías y que actualmente está en desuso, aunque existen planes de reformarlo y volverlo a poner en funcionamiento.


El Edificio no es muy alto, tan sólo lo suficiente para bloquear la vista del parque desde la entrada para aumentar el efecto sorpresa y lo suficientemente bajo como para no bloquear la vista del edificio del hotel desde el interior del parque.


A ambos lados del órgano hay grandes ventanales con vidrieras. Cada una de las vidrieras representa una de las cuatro tierras del parque se se encuentran más allá de Main Street: Adventureland, Fantasyland, Frontierland y Discoveryland.


Existen numerosos elementos decorativos con las siglas EDLRR, que responden al nombre de Euro Disneyland Rail Road. Tas el cambio de nombre del parque a Disneyland Park, el ferrocarril pasó a llamarse Disneyland Rail Road, pero las siglas de su antiguo nombre aún persisten.


Piedra, madera y acero son los materiales de los que se compone la estructura de la estación.


Las escaleras que suben al andén están inspiradas en las que tenían las estaciones de tren elevadas de Nueva York.


Los trenes del Disneyland Rail Road tienen una capacidad de 250 personas, por lo que el andén es muy largo, lo suficiente para que quepan en él todos los pasajeros.


El estilo de Main Street se inspira también en parte en la costa oeste, sobre todo en San Francisco. Pero la cuestión no era hacer que el aspecto del Disneyland Hotel y de Main Street situaran al visitante en un lugar determinado de una época determinada.


El objetivo era crear un ambiente puramente americano pero sin una definición geográfica determinada y que el hotel quedara integrado en el estilo de Main Street.


Michael Eisner creía en la importancia de crear una historia que definiera cada parque, cada área temática, cada restaurante, cada atracción, cada tienda... La historia de Main Street es la de muchas pequeñas ciudades americanas de la época del cambio de siglo. Es una pequeña ciudad que vive una edad dorada que empezó cuando hasta ella llegó el ferrocarril Disneyland Railroad y se construyó su estación de tren, Main Street Station. Con la llegada de forasteros la ciudad floreció y prosperó.

Murales del Plaza Gardens Restaurant que representan la historia de Main Street


Los murales del interior del restaurante Plaza Gardens cuentan esta historia de forma gráfica y nos hablan de las costumbres de esa pequeña ciudad.


Main Street, U.S.A. se inspira en los recuerdos de infancia del propio Walt Disney. Es una versión idealizada de la calle principal de Marceline, el pequeño pueblo donde creció Walt.


A pesar de que todo el complejo trata de adaptarse a las costumbres y cultura del público europeo, El sentimiento general en Disney Imagineering era que no se podía rivalizar de ningún modo con Francia, por lo que el objetivo era crear un ambiente totalmente americano para marcar la diferencia. En Main Street es donde más se nota.


Main Street está concebido como una escena de una película, tanto en su decoración como en todo lo que ocurre allí. Está planteada como un plano largo. La perspectiva forzada, un truco visual usado en todo el complejo, hace que la calle parezca mucho más larga de lo que es en realidad, y que el Castillo de la Bella durmiente que se encuentra al fondo parezca mucho más lejano y mucho más grande.


Pasear por Main Street es un placer. Es muy habitual pasar de largo con la vista fija en el Castillo de la Bella Durmiente, que se ve al fondo. Es por eso que muchas de sus maravillas pasan desapercibidas para los visitantes hasta el final del día, cuando se dirigen a la salida. Ese es el momento en que la mayoría aprovechan para realizar sus compras y comer algo antes de dejar el parque.


Pero esta pequeña ciudad americana tiene muchas cosas de las que disfrutar cuando llegamos al parque y muchos eventos que se celebran durante el día y también por la noche.


Main Street cuenta con una innumerable cantidad de tiendas, cafés y restaurantes. Varios eventos y espectáculos amenizan a los visitantes durante todo el día. Y además es el lugar ideal para quienes disfrutan mas de un entretenimiento tranquilo y sensaciones agradables más que de las emociones fuertes que ofrecen otras atracciones de Disneyland como Piratas del Caribe o Space Mountain: Mission 2.


Además del Disneyland Rail Road y sus trenes que realizan el Grand Circle Tour alrededor de todo el Reino Mágico, en Main Street hay otras atracciones que nos transportan a otras épocas. Un viaje en un coche antiguo, tranvías tirados por caballos y autobuses de dos pisos que llevan a los visitantes hasta Central Plaza, e interesantes exposiciones en las arcadas del interior de sus edificios.



Town Square marca el principio de main Street y es el lugar donde podemos decidir cómo vamos a llegar hacia las demás tierras del Reino Mágico.


A la izquierda nos encontramos el City Hall, el ayuntamiento de Disneyland, que es el punto de información donde podremos consultar los horarios del parque, de los espectáculos y cabalgatas, servicios disponibles y todo lo que necesitemos saber sobre Disneyland Park.


Podemos simplemente pasear por Main Street y disfrutar de sus detalles, de los grupos de música que actúan allí, saludar a sus habitantes que se pasean con trajes de época, y conocer a los personajes más entrañables de las películas de Walt Disney que nos reciben con los brazos abiertos


El clima de París en los meses de otoño e invierno, es bastante lluvioso y frío, sin olvidar las nevadas de las semanas más frías. Sin embargo los Imagineers de Disney, conscientes del gusto de los europeos por los paseos al aire libre y de sentarse en terrazas a tomar algo, no quisieron cubrir Main Street de un armazón de acero y cristal como hicieron en Tokyo Disneyland. Así que crearon dos arcadas, o galerías, una a cada lado de Main Street en el interior de sus edificios: Liberty Arcade y Discovery Arcade, de las que ya hemos hablado anteriormente en este blog.

Las cabalgatas de personajes Disney de Main Street son una gran tradición de todos los parques Disney del mundo. Su temática y su música van cambiando por temporadas.



Al final de Main Street se encuentra Central Plaza, una gran explanada desde la que podemos elegir el siguiente destino a visitar. Desde aquí podemos partir hacia cada una de las diferentes tierras en que se divide el Reino Mágico.


Al final se alzan majestuosas las torres del Castillo de la Bella Durmiente, o como lo llaman en Francés, Le Chateau de la Belle au Bois Dormant, desde el que se accede a Fantasyland.

Main Street vista desde Central Plaza con la estación de tren y el Disneyland Hotel al fondo
En Central Plaza también podemos coger uno de los tranvías tirados por caballo o uno de los vehículos antiguos que nos llevarán de nuevo a Town Square, al principio de Main Street.


Por la noche Main Street se llena de luz con miles de bombillas encendidas en todos sus edificios. Es el momento ideal de hacer las últimas compras del día o comer algo tras un día de aventuras en el Reino Mágico.


Fuentes: Connaissaince des Arts, Euro Disney Resort Paris: La Guía, Guía de Turismo Michelin Euro Disney Resort, Disneyland Paris From Scratch to Creation (Alain Littaye y Didier Gehz), designingdisney.com,

Dibujos y bocetos: Walt Disney Imagineering

Fotos promocionales: Disneyland París

Fotos: Enrique Pastor (2009)

Vídeo: Enrique Pastor (2009)