martes, 20 de enero de 2009

Siempre Evolucionando


Una de las muchas leyendas de Disneyland es que el día de la inauguración un reportero se encontraba mirando a su alrededor contemplando el inacabado paisaje, edificios pintados con prisas y atracciones sin terminar, y le preguntó a Walt cuándo iba a terminarse el parque. Walt respendió con una frase que se hizo famosa: Disneyland nunca estará completa mientras quede imaginación en el mundo.


Aparentemente, Walt no solo sabía que tenía que terminar las obras que no estaban terminadas el día de apertura, sino que además ya estaba pensando en nuevas ideas que añadir a Disneyland. Siempre le molestó el hecho de que una vez que una película estaba terminada y mostrada al público, ya no había vuelta atrás, ya no podía modificarla o mejorarla como a él le hubiera gustado, pues era un producto acabado. Generalmente nunca tenía la oportunidad de arreglar los posibles errores. Sin embargo en Disneyland, por primera vez pudo experimentar con uno de sus proyectos como si fuera un ser vivo que era posible mejorar y al que se le podían seguir añadiendo cosas en los años venideros.


A pesar de que los detractores de Disney auguraban el fracaso, el éxito de Disneyland fue mucho más allá de las esperanzas del propio Walt. Después del aparatoso comienzo, el parque funcionó mejor de lo que el Stanford Research Institute había previsto durante el primer año. Las visitas al parque superaron con creces los 3 millones de visitantes y a finales de 1956 ya lo habían pisado más de 5 millones de personas. Este éxito dió a walt los ingresos que necesitaba para añadir los toques finales a las atracciones que ya había así como añadir otras nuevas para satisfacer a las inesperadas masas. Durante 1956 se inauguraron 10 nuevas atracciones a la experiencia Disneyland.

Durante los primeros años, la mayoría de las atracciones de Disneyland consistían en montar sobre un vehículo, desde coches tirados por caballos a través de Main Street, a coches de carreras futuristas en Autopía, el circuito de motor de Tomorrowland. Los visitantes podían experimentar la fuerza del vapor a bordo del barco Mark Twain a través de Rivers of America (Los Ríos de América) en Frontierland. Había animales animados muy realistas que los visitantes contemplaban desde una lancha en el Jungle Cruise de Adventureland. En Fantasyland podían disfrutar de divertidos "viajes oscuros" (atracciones construídas en un lugar cerrado y oscuro con efectos especiales de iluminación), como Peter Pan's Flight, Mr. Toad's Wild Ride y Snow White's Adventures.


Para fomentar el crecimiento del parque, Walt sabía que debía experimentar con tecnología que pudiese perfeccionar esta nueva forma de arte tridimensional. Una vez más, Walt estaba listo para dar al público algo que ni siquiera sabían que querían: Shows teatrales ¡Sin actores!

¿Cómo fue esto posible? Estad atentos a las actualizaciones!!!!

4 comentarios:

No-sin-mis-chancletillas dijo...

Graciassssss a todos los americanos por visitar tanto y tan frecuentemente Disneyland!! Asi puedo visitarlo yo muy mucho!!.
Me encanta el blog, sigue asi que es fantastico, porque estoy cansado de traducir los libros que tengo!!! Me encantaaaaaaaaaaa!!!

Aladar dijo...

Muchas gracias No-sin-mis-chancletillas, me anima recibir comoentarios como este. Qué libros tienes de Disney?

Sergio Recio Gamo dijo...

¡Excelente! ^_^

dario dijo...

Muy enriquecedor e interesante la informacion de los comienzos de Disney, creo que era un futurista y contrario a un comentario que dice que el propio Walt Disney se asombraria de su legado se daria cuenta que no es el camino que imaginaba. Creo que el queria cambiar al mundo con ciudades y entretenimiento a favor de la humanidad