viernes, 30 de enero de 2009

World Bazaar, el Main Street de Tokyo




World Bazaar de Tokyo Disneyland en Navidad



La elección de Tokyo como emplazamiento para el primer parque Disney construído fuera de los EEUU, presentó un reto importante para los Imagineers, que tuvieron que adaptar sus diseños al clima de la zona, ya que los inviernos de Tokyo son muy fríos. De este modo no sólo tuvieron que cubrir gran parte de las atracciones, sino que además se enfrentaron al reto de idear una manera de que al entrar los visitantes pudieran aclimatarse y también hacer que el acceso fuese cómodo y agradable. Si los visitantes entraban directamente en Main Street bajo la nieve o la lluvia, cabía la posibilidad de que muchos de ellos se echaran atrás y volvieran a sus casas sin ver el resto del parque. Así que se les ocurrió poner un techo de cristal sobre Main Street. Sin embargo la idea no era viable si no se hacían cambios importantes en el diseño de los edificios. La inspiración de los Imagineers llegó entonces de las galerías comerciales francesas e inglesas de la época de la revolución industrial.



Este tipo de galerías surgen en París como consecuencia de la revolución industrial del siglo XIX. Fueron concebidos como pasadizos que servían de comunicación entre calles concurridas y destinados a ampliar espacio para el comercio. En España el Pasaje Gutiérrez junto con el Pasaje de Gabriel Lodares de Albacete, son los únicos ejemplos que quedan de este tipo de galerías.


Pasaje Gutierrez



En Disneyland París los Imagineers decidieron no sacrificar la idea de Main Street y optaron por una combinación que sería entre la Main Street de Florida y el World Bazaar de Tokyo, construyendo la calle al estilo de los parques originales y las galerías en el interior de los edificios a cada lado de la calle, así en los días soleados la gente podría pasear por Main Street y los días de mal tiempo podían pasear resguardados por la Libery Arcade y la Discovery Arcade.

Los imagineers de Disney tenían en mente una ambientación distinta para World Bazaar querían eliminar por completo Main Street y hacer algo nuevo. La idea original era que el visitante entraría en esta galería cubierta y caminaría por sus calles en las que encontraría tiendas exóticas de diferentes partes del mundo, como si fuera una versión en miniatura del World Showcase de Epcot Center Florida. Pero Oriental Land Company, la empresa que opera el parque quería algo más similar a Disneyland, en lugar de algo nuevo querían que el parque fuese una combinación de lo mejor de Disneyland CA y lo mejor de Magic Kingdom Florida. Por eso finalmente la ambientación se hizo al estilo americano a lo Main Street, pero el nombre de World Bazaar se quedó.




Vista del World Bazaar desde la Plaza central de Tokyo Disneyland

Dentro del World Bazaar las fachadas de cada establecimiento recuerdan mucho a las de los edificios de Main Street, U.S.A. de Disneyland CA. El diseño de algunos de ellos es nuevo y distinto, el colorido es similar con colores claros y las aceras son inexistentes, aunque están dibujadas en el suelo.

A los que están acostumbrados a pasear por Main Street en París o EEUU, les resultará extraño y a muchos incluso les parece hasta feo. Hablamos del techo acristalado y su estructura metálica. Estéticamente es mucho más atractiva la idea de construir dos galerías en el interior de los edificios de cada lado de la calle tal como se hizo en Disneyland París. Sin embargo, esa opción no permite disfrutar del paisaje ni de la evocadora visión del emblemático castillo que se alza al fondo. En Tokyo, la gran altura de la estructura de metal ofrece al visitante una hermosa y singular vista del Castillo de La Cenicienta, o Cinderella Castle, a través de los enormes arcos que sostienen el techo. Cabe destacar que el castillo es una copia exacta del castillo del Magic Kingdom de Florida.

A diferencia del resto de los Reinos Mágicos del resto del mundo, en los que hay que llegar hasta el final de Main Street para acceder a las diferentes tierras desde la Plaza central, en Tokyo disneyland se puede acceder a ellas desde World Bazaar, o por lo menos a las dos más cercanas a la entrada: Adventureland y Tomorrowland.

Entrada a Tomorrowland desde World Bazaar (Abajo) y entrada a World Bazaar desde Tomorrowland (Arriba)

Entrada a Adventureland desde World Bazaar


Fuentes: All Ears, Picasa (Google Photos)

miércoles, 28 de enero de 2009

Main Street, U.S.A., un viaje en el tiempo

Main Street U.S.A. en Disneland Paris

Todos los Reinos Mágicos de Disney en el mundo, exceptuando el de Tokyo, tienen su Main Street. Pero, entrar en un parque Disney no es sólo pagar la entrada en taquilla y entrar, es mucho más.

En Disneyland California,  al principio no podemos ver nada más que un jardín en el cual un gran Mickey Mouse dibujado con flores de colores parece dar la bienvenida, y justo tras él se encuentra la pequeña estación del Disneyland Railroad, pero no podemos ver lo que hay detrás. Es como si no hubiera nada más.

la estación del Disneyland Railroad es uno de esos wienies que Walt Disney usaba para atraer a los visitantes y conducirlos por el parque. Inmediatamente nos sentimos atraídos hacia ella.

La estación del Disneyland Railroad a la entrada de Disneyland California
Para entrar hay que pasar por debajo de la estación, y la sensación pretende ser la misma que la de estar en una oscura sala de cine en la que de repente se ilumina la pantalla. El túnel bajo la estación nos permite ver la luz al fondo, pero no es hasta que llegamos al otro lado que nos vemos inmersos en el Reino Mágico de Disneyland.

Se puede decir que esta estación ferroviaria que parece de juguete es la entrada oficial a Disneyland. Una vez que pasamos por debajo de ella ya nos encontramos en Town Square y frente a nosotros se extiende Main Street, U.S.A. transportándonos a la época de la infancia de Walt Disney, a principios del siglo XX. Desde el primer momento la vista nos sorprende hasta tal punto que muchos quedan literalmente paralizados. Eso fue lo que ocurrió el dia de la inauguración de Disneyland Parc Paris: Cuando el parque abrió sus puertas, éstas quedaron colapsadas durante horas porque cuando los visitantes entraban al parque se quedaban de pie, como extasiados, contemplando los excelentemente diseñados edificios y sus colores. Y esque la versión de Main Street de París goza de ser la más hermosa en diseño y colorido de todos los Reinos Mágicos del mundo.

Main Street U.S.A. en Disneyland California
Sin embargo el espíritu de Main Street es el mismo en todas sus versiones. Al entrar nos sorprenden su luminosidad, sus colores, sus olores de dulces y pan recién hechos, sus escaparates, los vehículos de época, los tentadores restaurantes, y la música de las bandas callejeras que parece venir de todas partes envolviendo al visitante.

Los que conocen bien la historia de los estudios Disney y los parques, se darán cuenta que de que algunos de los nombres de los establecimientos de Main Street, U.S.A. son de artistas que trabajaron en las películas y el diseño de los parques, nombres de familiares y de ejecutivos de Disney, por lo que los frikis de Disney podrán detectar muchos detalles que para otros pasarán desapercibidos.

Main Street U.S.A en Disneyland CA
A lo lejos llama la atención el encantador Castillo de La Bella Durmiente, Sleeping Beauty Castle, el cual, debido a la genial arquitectura de los edificios cuyo diseño incluye varios efectos ópticos, parece ser enorme, pero al mismo tiempo parece no estar ahí en realidad, como si fuera un sueño.

En el Magic Kingdom de Walt Disney World Resort Florida, el concepto de Main Street, U.S.A. es exactamente el mismo variando poco en su diseño pero dando una sensación de más grandiosidad. Al entrar en Town Square encontramos algunos elementos que también están en California, entre ellos el City Hall, que podríamos decir que es el ayuntamiento del Reino Mágico, y la Fire Station, la pequeña estación de bomberos, al lado de la cual está The Harmony Barber Shop, una peluquería masculina donde se puede cortar el pelo de verdad, en la cual incluso se entrega un certificado a los bebés cuyo primer corte de pelo ha sido realizado allí.

MainStreet U.S.A en Magic Kingdom de Walt Disney World Florida



En estas fotos se puede apreciar que en la versión de Main Street del Magic Kingdom de Florida se intenta dar una sensación de grandiosidad y amplitud con colores fríos que relajan al visitante que camina bajo el caluroso sol de Florida-






La experiencia de cruzar Main Street, U.S.A. es un momento en el que todo el mundo olvida la vida real y sus problemas. Se puede atravesar andando, en un coche de caballos, en un coche de bomberos, en omnibus, o en un carruaje a motor. Por el camino encontraremos el Main Street Cinema e incluso una panadería.

Arriba: Main Street en Magic Kingdom Florida
Abajo: Main Street en Disneyland Paris


El diseño y colorido más cálido y acogedor de la versión
parisina de Main Street ayudan a que el visitante se sienta
más cómodo en los meses de más frío

En Disneyland Parc París, Main Street, U.S.A, es una versión aún más fantástica de sus hermanas de EEUU. En un intento de adaptarse a la cultura europea, los artistas de Disney no querían que el antiguamente llamado Euro Disney Resort fuese como una colonia americana instalada en el corazón de Francia. Por eso la mayoría de los artistas que disneñaron el parque venían de diferentes partes de Europa. El objetivo era que los europeos hiciesen los diseños en función de la visión que ellos tienen de Disney y de América desde el punto de vista de la cultura europea. A esto se añade el factor de que debido al clima de París, debían no sólo adaptar sus diseños a las inclemencias del tiempo sino además jugar con trucos visuales arquitectónicos y usar colores que diesen al parque un aspecto más cálido y acogedor al parque y además aumentando la sensación de irrealidad y fantasía. Mientras que en los parques de EEUU, los diseños procuran dar una sensación de más amplitud con colores más frescos, en Francia se apostó por colores más vivos y llamativos así como una sensación de encontrarse resguardado y protegido. Sin embargo el elemento que hace de Main Street, U.S.A. en París un lugar tan mágico es el mismo que en los demás parques: la obsesión por el detalle.


Main Street, U.S.A. en Disneyland París

Podemos decir que la version parisina es la más evocadora y fascinante de todas porque el concepto de todo el parque en sí era enfrentarse al reto de que casi todo lo relacionado con Disney proviene de cuentos y leyendas europeos. Los europeos están muy arraigados a su cultura y probablemente no hubieran entendido que el parque presentase una versión americanizada de lo que conocen desde niños. Se trataba entonces de europeizar lo americanizado, devolverlo a sus orígenes y al mismo tiempo presentar una visión de américa que encajase con el punto de vista europeo... es casi un trabalenguas.

Main Street, U.S.A. en Disneyland Hong Kong

En Hong Kong Disneyland, tanto Main Street, U.S.A. como el resto del parque están inspirados en los diseños originales de Disneyland CA (California). El Castillo al final de la calle es una réplica exacta del Sleeping Beauty Castle, sin embargo, la vista del castillo se expone de manera muy diferente a los demás parques, ya que en este caso, se ha apostado por un diseño arquitectónico y paisajístico que hace que el castillo parezca mucho más pequeño de lo que realmente es, lo que al mismo tiempo da la sensación de que se encuentra muy lejos y que va creciendo progresivamente conforme uno se va acercando hacia la plaza central del parque al final de Main Street. Los visitantes americanos que conocen el parque californiano se sorprenden al ver tanta similitud, ya que los demás parques Disney son muy diferentes entre sí. Sin embargo el colorido se asemeja bastante al de París, también por la cuestión del clima, con la intención de aportar calidez al lugar. En lugar del asfalto gris que cubre las Main Street de Disneyland California y de Magic Kingdom Florida, tenemo
s adoquines de un color rosado o rojizo igual que en París, que además de aportar calidez también contribuye a darle a la calle un aire más alegre.


Como veis en estas fotos, desde la estación del Disneyland Railroad hasta el Sleeping Beauty Castle, la versión de Main Street de Disneyland Hong Kong es una réplica casi exacta de su hermana de California








martes, 27 de enero de 2009

Main Street, U.S.A.: Un reflejo de los recuerdos de Walt



Walt supervisando trabajos en Main Street

"Al Entrar al parque, te encontrarás en Main Street, una calle céntrica de la época de 1900. Habrá varias tiendas en Main Street, incluídos un banco, la oficina de correos, la estación de bomberos y el Teatro de la Ópera. Al final de Main Street estará La Plaza..."

WALT DISNEY, 1954

Sección de Main Street del Mapa original de Disneyland de 1964

...Pero eso no era todo. Cuando los primeros visitantes entraron en Main Street en 1955, tenía una enorme variedad de tentadoras tiendas y algunas atracciones, incluyendo el salón de juegos Penny Arcade, una galería de tiro, una tienda de mermelada, librería, cristalería, un kiosko de prensa, una tienda de fotografía, una de postales, cafetería y mucho más. Los coches tirados por caballos y una inmensa variedad de vehículos de época circulaban por la calzada. Toda la avenida ofrecía una mezcla de realidad y fantasía.


Walt quería que entrar en Disneyland fuese como entrar en su imaginación, y la mejor forma de hacerlo era volviendo a sus orígenes. Por eso Main Street, U.S.A es una recreación idealizada de la calle principal de Marceline, la ciudad donde se crió.





Tal como explica el director de los archivos de Disney, "Los pisos de abajo estaban construídos con una medida de 7/8, con los pisos de arriba proporcionalmente menores, lo que le da un aspecto irreal a toda la calle, una sensación de irrealidad que hace aumentar el interés por los detalles".


The Fire Department, o estación de bomberos, tenía dos objetivos. Para los visitantes, el brillante camión de bomberos y otros artefactos formaban una bonita exposición. Pero arriba, inaccesible para ellos, había un pequeño apartamento, con una enorme sala de estar con camas camufladas, vestidor, y un baño".

The Fire Dept, donde se encontraba el apartamento de Walt Disney

La esposa de Walt Lilly hizo memoria en una entrevista en 1968: "Teníamos un apartamento arriba de la estación de bomberos. Había una camita a cada extremo. Nos quedábamos allí por las noches y bajábamos a desayunar a Aunt Jenima's por la mañana. Cenábamos en el hotel por la noche. Walt conocía cada clavo del parque. ¡De verdad! Nadie se lo creía. Mientras paseaba decía '¿Para qué habrán puesto este enchufe aquí? ¡Si no hace falta!' Y yo le seguía por todas partes".


Los nietos de Walt, visitaban frecuentemente el apartamento. Uno de sus nietos comentó que "Ocasionalmente pasábamos allí la noche, y era una experiencia única. Era como despertarse por la mañana y seguir soñando. Mirabas por la ventana tras el anochecer y veías las calles vacías de Disneyland. Quizá una o dos personas barriendo, gente limpiando y preparando el parque para la multitud, pero era un momento especialmente tranquilo. si te haces una idea de cómo es Disneyland de verdad, es un lugar frenético y enérgico. Era como si se parara el tiempo. Poder admirar Disneyland sin que no haya nada donde normalmente hay una incesante actividad".


Al Final de Main Street está el Castillo de la Bella Durmiente, o Sleeping Beauty's Castle, justo a la entrada de Fantasyland. Es quizá el mejor ejemplo del convencimiento de Walt de que podía ofrecer a los visitantes algo extraordinario que los atraería como una fuerza magnética. Llamó a este tipo de cosas "wienies", algo así como perritos calientes que ponías en la nariz de la gente para que caminasen en esa dirección.

Walt utilizó las ventanas de los edificios de Main Street, U.S.A para incluir detalles que homenajearan a las personas que tuvieron una participación importante en el desarrollo del parque. Una excepción se puede encontrar en una ventana sobre el Emporium donde Walt homenajea a su padre Elias Disney.




Aunque los niños que van a Disneyland rara vez mencionan Main Street, U.S.A (excepto quizá aquellos muy consumistas), no hay duda de que los conceptos originales de Walt sobre Main Street se llevaron a cabo con el mismo entusiasmo por el detalle que en las demás tierras. Él quería que Main street fuera un lugar histórico idealizado que reviviese la añoranza de un pasado que quizás nunca existió. Tal como Walt explicó: "Main Street, U.S.A es América a principios de siglo (XX), un cruce de caminos entre dos épocas. Las lámparas de gas y las bombillas eléctricas, los coches de caballos y los automóviles. Main Street es la ciudad natal de todo el mundo y el corazón de América".

miércoles, 21 de enero de 2009

Audioanimatronics: Actores Animados


Walt sabía que para que su parque tuviese éxito, cada actuación de cada espectáculo tenía que proporcionar siemrpe la misma experiencia para cada visitante, y esta meta sólo se podía conseguir si cada actor fuese capaz de ofrecer la misma actuación en cada show durante todo el día. Los socios de Walt bromeaban al decir que eso únicamente era posible si los actores fuesen robots.

Eso era precisamente lo que Walt tenía en mente.

A principios de los 60, pidió al ingeniero Roger Broggie que le echase un vistazo al pájaro mecánico que había comprado en los años 40. Pero esta vez, Walt quería construir un prototipo de tamaño natural.

El departamento de maquinaria del estudio empezó experimentando con la figura de un filósofo chino que estaría en un restaurante de Main Street. También empezaron a experimentar con pájaros animados para la expansión de una de las atracciones llamada Rainbow Caverns Mine Train

Este sistema de animación de robots se conocería como "Audioanimatronics", un trabalenguas que el propio Walt inventó mezclando las palabras "Animation" y "Electronics" con la palabra "Audio" en referencia a la clase especial de impulsos de audio mediante los que se programaban los movimientos de estos robots. Este sistema estaba inspirado en un sitema de impulsos de audio usado para guiar misiles militares y en el sistema de sonido envolvente "Fantasoud" que Walt y su equipo inventaron en los años 40.

Rainbow Caverns Mine Train

Los pájaros no llegaron a ponerse en el tren de la mina, en su lugar se decidió ponerlos en un restaurante llamado "The Tiki Room" en el que los pájaros cantarían canciones y contarían chistes colgando sobre las cabezas de los invitados. Aunque el restaurante fue diseñado e incluso publicitado, nunca llegó a construirse. En vez de eso, Walt decidió sustituir el restaurante por un auditorio para que más visitantes pudieran ver el magnífico espectáculo. De esta manera, el 23 de Junio de 1963, abrió al público la primera atracción completamente audioanimatrónica: The Enchanted Tiki Room.


Walt Disney en The Enchanted Tiki Room

El filósofo chino pronto evolucionó en una figura de Abraham Lincoln en uno de los más populares shows que tuvieron lugar en la Feria Mundial de Nueva York entre 1964 y 1965, llamada Great Moments with Mr. Lincoln, la legendaria It's a Small World, el pabellón de General Electric Carrousel of Progress y el pabellón de Ford Magic Skyway. Las 3 primeras atracciones, así como los dinosaurios de Magic Skyway fueron trasladados a Disneyland tan pronto como la feria cerró.



El audioanimatronic de Abraham Lincoln en Great Moments with Mr. Lincoln

Lo aprendido del desarrollo de las figuras animadas y los sistemas de transporte usados en las atracciones de la Feria Mundial de Nueva York, dieron a los diseñadores e ingenieros nuevas herramientas para crear una de las mejores atracciones de Disneyland: Pirates of the Caribbean, una atracción que cambiaría para siempre el concepto de los parques temáticos.



Pirates of the Caribbean

martes, 20 de enero de 2009

Siempre Evolucionando


Una de las muchas leyendas de Disneyland es que el día de la inauguración un reportero se encontraba mirando a su alrededor contemplando el inacabado paisaje, edificios pintados con prisas y atracciones sin terminar, y le preguntó a Walt cuándo iba a terminarse el parque. Walt respendió con una frase que se hizo famosa: Disneyland nunca estará completa mientras quede imaginación en el mundo.


Aparentemente, Walt no solo sabía que tenía que terminar las obras que no estaban terminadas el día de apertura, sino que además ya estaba pensando en nuevas ideas que añadir a Disneyland. Siempre le molestó el hecho de que una vez que una película estaba terminada y mostrada al público, ya no había vuelta atrás, ya no podía modificarla o mejorarla como a él le hubiera gustado, pues era un producto acabado. Generalmente nunca tenía la oportunidad de arreglar los posibles errores. Sin embargo en Disneyland, por primera vez pudo experimentar con uno de sus proyectos como si fuera un ser vivo que era posible mejorar y al que se le podían seguir añadiendo cosas en los años venideros.


A pesar de que los detractores de Disney auguraban el fracaso, el éxito de Disneyland fue mucho más allá de las esperanzas del propio Walt. Después del aparatoso comienzo, el parque funcionó mejor de lo que el Stanford Research Institute había previsto durante el primer año. Las visitas al parque superaron con creces los 3 millones de visitantes y a finales de 1956 ya lo habían pisado más de 5 millones de personas. Este éxito dió a walt los ingresos que necesitaba para añadir los toques finales a las atracciones que ya había así como añadir otras nuevas para satisfacer a las inesperadas masas. Durante 1956 se inauguraron 10 nuevas atracciones a la experiencia Disneyland.

Durante los primeros años, la mayoría de las atracciones de Disneyland consistían en montar sobre un vehículo, desde coches tirados por caballos a través de Main Street, a coches de carreras futuristas en Autopía, el circuito de motor de Tomorrowland. Los visitantes podían experimentar la fuerza del vapor a bordo del barco Mark Twain a través de Rivers of America (Los Ríos de América) en Frontierland. Había animales animados muy realistas que los visitantes contemplaban desde una lancha en el Jungle Cruise de Adventureland. En Fantasyland podían disfrutar de divertidos "viajes oscuros" (atracciones construídas en un lugar cerrado y oscuro con efectos especiales de iluminación), como Peter Pan's Flight, Mr. Toad's Wild Ride y Snow White's Adventures.


Para fomentar el crecimiento del parque, Walt sabía que debía experimentar con tecnología que pudiese perfeccionar esta nueva forma de arte tridimensional. Una vez más, Walt estaba listo para dar al público algo que ni siquiera sabían que querían: Shows teatrales ¡Sin actores!

¿Cómo fue esto posible? Estad atentos a las actualizaciones!!!!

viernes, 16 de enero de 2009

Walt y su Reino Mágico: Del Sueño a la Realidad

El sueño de Disneyland ya era una realidad, y Walt se dio cuenta de que su recién nacida creación era sólo un bebé que requeriría toda su atención. Muchos piensan que una vez realizado el proyecto se dió la vuelta para continuar su trabajo con otras cosas, pero no fue así. Se le amontonaba el trabajo, con muchos proyectos cinematográficos que requerían su atención y el programa semanal de televisión Disneyland del que era el presentador principal, el programa diario Mickey Mouse Club, el largometraje animado de La Bella Durmiente en el punto álgido de su producción y los proyectos de películas de imagen real para competir con otros estudios.

Walt decidió que el mejor día para enfocar su atención en las crecientes necesidades de Disneyland era el sábado, cuando desconectaba de las presiones del estudio y podía concentrarse en el parque. Los sábados con sus hijas los pasaba ahora en su joven parque.

Walt con su nieto Chris en Disneyland

Walt se reunía muy temprano los sábados por la mañana con importantes miembros del personal de Disneyland para pasear juntos por el parque antes de que abriera sus puertas al público. Aveces discutían soluciones para los problemas más visibles, otras recababan toda la información posible sobre las reacciones de los visitantes a las atracciones, tiendas y restaurantes.

Pero estas reuniones no siempre eran de trabajo. Este era el día que Walt llevaba a sus nietos a Disneyland para compartir con ellos las experiencias que décadas antes había soñado junto a sus hijas. Cuando sus nietos iban a pasar el día con él, la pequeña estación de bomberos de Main Street en la que Walt construyó su apartamento privado, era su residencia de fin de semana.

La pequeña estación de bomberos en la que Walt tenía su
residencia para los fines de semana.

Vestido con pantalones de pinza y un sombrero de paja, Walt paseaba por Disneyland sin ser reconocido por el público, como un niño en un patio de juegos gigante, le encantaba jugar con los juguetes que había construído. A veces conducía él mismo el tren de vapor que rodeaba el parque.


Walt estaba viviendo su sueño. Fue capaz de compartir sus experiencias y crear momentos nuevos momentos memorables junto a su familia en el lugar que siempre había deseado

Fuente: The Disney Family Museum